El arte en los libros de texto gratuitos

Hay imágenes que forman parte de nosotros, que nos evocan a momentos clave de nuestra vida y a procesos imprescindibles. Esto se debe a que el aprendizaje no solo conlleva conocimientos sino también afectos y aprehensiones entrañables.

Quien haya crecido de la mano de los libros de texto gratuitos encontrará en el arte de sus portadas la reminiscencia de su contenido, de los procesos de aprendizaje, de los descubrimientos nuevos, de la creatividad despertando, de los sueños forjándose con la ayuda de historias, cuentos, refranes o de las letras de Federico García LorcaCarlos PellicerAlfonso Reyes, Lope de Vega, Franz KafkaOscar Wilde, entre otros.

Este 2019, la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos(CONALITEG) cumple 60 años de su creación, cuando el 12 de febrero de 1959 el presidente Adolfo López Mateos decretó su creación. Un año después fueron entregados por Jaime Torres Bodet, entonces titular de la Secretaría de Educación Pública, los primeros ejemplares de la primera generación de estos libros.

Esta instancia produce y entrega libros para preescolar, primaria, secundaria, telesecundaria y telebachillerato; además, se generan libros en 64 lenguas indígenas y libros en braille. Por ello, la CONALITEG representa un pilar importante en la democratización de la educación y en la formación de millones de niñas, niños y jóvenes a lo largo de toda la República.

En estas seis décadas, las portadas de sus libros han mostrado obras de artistas mexicanos que dan cuenta de la diversidad, historia, cultura, estructura política, organización social, ideales democráticos y pluralidad que conforman nuestro país. A la vez, estas obras se han depositado en la memoria colectiva recontextualizándose como un referente de la educación, su laicidad y gratuidad, y de los procesos íntimos y personales que conlleva el aprendizaje.

Estas son algunas obras memorables que han acompañado a la sexagenaria CONALETIG:

 

  • En 1960, la primera edición de los libros de texto gratuitos de primer grado contenía una obra de David Alfaro Siqueiros en la que se retrataba a Miguel HidalgoBenito Juárez y Francisco I. Madero. En el resto de los textos se repetían imágenes de personajes históricos pintados por Fernando LealRaúl Anguiano Roberto Montenegro.

 

  • Para la edición de 1962 se utilizó la imagen del mural “La patria” del pintor jalisciense Jorge González Camarena. En ella Victoria Dorantes, una mujer tlaxcalteca, posó para personificar a la protagonista de la obra. Esta pieza se utilizaría en ediciones posteriores para el libro de Formación Cívica y Ética y y para la colección de 2014 ocuparía todas las portadas.

  • En la edición de 1972 se utilizó, para el libro de Ciencias Sociales de Tercer Grado, el mural “Juárez” de José Clemente Orozco, una obra que se encuentra en el Museo Nacional de Historia, ubicado en el Castillo de Chapultepec.

  • La edición de libros de texto gratuitos de 1988 incluía en sus portadas obras del pintor y escultor zacatecano Manuel Felguérez, la pintora española Elvira Gascón y el artista plástico guanajuatense José Chávez Morado, entre otros.

 

  • En la edición de 1993 se utilizaron una diversa variedad de obras de artistas mexicanos, entre ellas “Miguel Hidalgo” de José Clemente Orozco, un fresco de 1939 ubicado en el Palacio de Gobierno de Guadalajara que ocupó la portada del libro de Historia de Cuarto Grado.

  • Para el libro de Primer Grado de Lecturas se ocupó la obra “Juguete de barro de Metepec”, del pintor y litógrafo jalisciense Roberto Montenegro Nervo.

  • En el libro de Quinto Grado de Integrado fue utilizada la pieza “El globo”, del pintor veracruzano Ramón Cano Manilla, una obra de 1930.

  • “Fenómeno de ingravidez”, una obra de 1963 de la pintora y escultora Remedios Varo, ocupó la tapa del texto Atlas Universal de sexto grado de la edición de 1993.

  • El libro de Ciencias Naturales del Cuarto Grado es una obra de 1982 del pintor paisajista mexiquense José María Velasco titulada “Flora y fauna del periodo cuaternario plio-pleistoceno”. El cuadro original se encuentra en el Museo de Geología de la UNAM.

  • El libro de Español de Quinto Grado muestra una obra de 1924 titulada “Madre campesina” de David Alfaro Siqueiros que se encuentra en el Museo de Arte Moderno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *