Museo del Ferrocarril «Jesús García Corona»

 

La ciudad de San Luis Potosí era uno de los principales puntos del Ferrocarril Nacional mexicano; ya que estaba localizada a medio camino de la ruta México a Laredo, por lo cual se convirtió en un sitio idóneo para establecer espacios de servicio del ferrocarril. El 6 de abril de 1937, el ingeniero Antonio Madrazo, el cual era gerente general de los Ferrocarriles en ese entonces, se comunicó con la Cámara Nacional de Comercio Local, para poder iniciar el proyecto de una nueva estación en la capital potosina, el cual se efectuó varios años después.

Como el año de 1942 presentó algunas dificultades por la segunda guerra mundial, ello provocó la falta de algunos materiales para la elaboración de la nueva estación potosina. El 7 de noviembre de 1942 se inauguró la nueva estación, llamada La Estación Monasterio, entre silbatos, repicar de campanas y un sin número de personas. Al abrir las puertas del inmueble, la sociedad potosina pudo apreciar la elegancia, los servicios y la comodidad de sus instalaciones.

Historia

El 6 de abril de 1937, el Ingeniero Antonio Madrazo, gerente general de ferrocarriles recibió la Cámara Nacional de Comercio local, integrada por Francisco Javier Garza, Manuel Monsivais y Francisco Sandoval Navarro. Madrazo comunicó que estaba interesado en que se construyera una estación ya que se había conseguido el permiso de la junta directa para su construcción y un presupuesta de un millón de pesos. El 22 de abril de ese mismo año llega material para su construcción.

La fecha propuesta para la inauguración de la Estación Monasterio estaba fijada para el 7 de noviembre, día de los ferrocarrileros en el año de 1942. Como parte de las festividades de inauguración se embelleció y pavimento la prolongación de la calle de bravo; dando mantenimiento a la alameda Juan Sarabia. Dando fin a sus servicios como estación de pasajeros en 1996.

El 12 de agosto de 2009 se inaugura este edificio como el Museo del Ferrocarril «Jesús García Corona» por decreto del gobernador Marcelo de los Santos Fraga. Actualmente consta de 6 salas de exhibición, dos maquetas y tres vagones de pasajeros y uno dedicado a la ciencia y tecnología.

Arquitectura

Bajo la corriente arquitectónica Art déco se crea la estación «Monasterio», una tendencia en las construcciones modernistas del siglo XX. El arquitecto Manuel Ortiz Monasterio creador de este edificio proyecta en él una arquitectura de gran calidad espacial, ambiental y moderna en donde se cuida cada detalle utilizando materiales como madera, mármoles, mosaicos de pasta, terrazas, canteras y alfombras.

Se integraron cuatro murales representativos de la identidad social mexicana, a la industrialización del siglo XX y la mecanización de las actividades en la ciudad. Para armonizar y lograr una imprescindible comunicación en masas a través de la difusión de los ideales nacionalistas, el fortalecimiento de la identidad mexicana y por supuesto la educación necesaria en desarrollo del país. Destaca en su torre el reloj; que debido a su estructura prismática sobresale de la estación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *